Multilingual Folk Tale Database


Information

Author: unknown author

Translated into Judaeo-Spanish
  by Zelda Ovadia - 2013

Based on Ananse eni Akekrehemaa

Country of origin: Ghana

Story type: The Fox and the Crane Invites Each Other (ATU 60)

Translations

Afrikaans - viewaligned

Aragonese - viewaligned

Basque - viewaligned

Catalan - viewaligned

Danish - viewaligned

Dutch - viewaligned

English - viewaligned

French - viewaligned

Galician - viewaligned

German - viewaligned

Italian - viewaligned

Judaeo-Spanish - aligned

Mapuche - viewaligned

Neapolitan - viewaligned

Nzema - viewaligned

Occitan / Aranese - viewaligned

Portuguese - viewaligned

Russian - viewaligned

Spanish - viewaligned

Venda - viewaligned

Zulu - viewaligned


Add a translation

La tiralanya i la tartagua

Zelda Ovadia

Un dia, Anansi, la tiralanya, arekojo unas kuantas vedruras muy savrozas en su guerta. Las gizo kon muncho kudyo i sus golor estava delisioza. Ya no tenia mas pasensia i todo lo ke keria era de asentarse a la meza i komerlas.

Ensupito, alguno batio a su puerta. Era Tartuga, ke avia kaminado el dia entero, estava muy kansada i tenia muncha ambre.

"Buenos dias, Anansi" disho Tartuga, "ya es largo tiempo ke esto kaminando, i me vino la delisioza golor de las vedruras, la mas savroza ke tengo golido asta oy. Es ke seras bastante amable para kompartir tu sena kon mi?"

Anansi no podia refuzar siendo ke segun la tradision de su paiz eya devia kompartir su sena kon los musafires a la ora de la komida. Ma eya no estava muy kontente, i siendo ke era papona, keria guadrar las delisiozas vedruras para eya sola. Anansi penso unos momentos, i topando un plano disho:

"Te rogo ke entres, Tartuga. Estare muy onorada de tenerte komo mi envitada en la sena de esta noche. Toma una siya, asentate, i sirvete.

"Tartuga entro i s'asento, ma djusto kuando estava para eskudyarse una de las vedruras, Anansi echo un grito: "Tartuga! No saves ke no se asenta a la meza kon manos suzyas?"

Tartuga miro sus manos i vido ke estavan chulana, muy suzyas. Eya avia kaminado el dia entero i no tuvo la okazion de lavarse. Entonses se alevanto i se fue asta el rio para lavarse los piezes. Kamino avagar avagar segun lo azen las tartugas, i a su yegada atras, vido ke Anansi ya estava asentada komiendo.

"No kije ke estas vedruras tan savorozas se yelen de manera ke empesi a komer", disho Anansi. "Ma te rogo, Tartuga, agora djuntate a mi. "

Tartuga se asento demuevo i kijo tomar una de las vedruras, ma Anansi, esta vez tambien echo un grito:

"Tartuga, es ke no me oyites? No saves ke es manko de polites de asentar a la meza kon manos suzyas?”

Eya aboko los ojos i vido ke sus manos estavan demuevo suzyas, siendo ke duvo servirse de eyas para tornar a kaza. I sin otro remedio abasho otra vez asta el rio. Esta vez, a su retorno, se akavido de kaminar sovre las yervas afin ke sus manos keden limpias. Kuando, en fin, ya se asenta a la meza, Anansi ya se avia komido todas las tan savrozas vedruras, sin deshar ni una miga.

Tartuga miro a Anansi por un momento i le disho: "Te rengrasio de aver partajado tu sena kon mi. En kavzo ke te toparas serka de mi kaza, me gustaria retornarte la favor ke me izites. " Despues se dirijio verso la puerta i kontinuo en su kamino.

Los dias pasavan i Anansi no kedava de pensar a la envitasion de Tartuga de vinir a komer ande eya. La idea de komer sin tener ke pagar le estava gustando kada dia mas, asta ke no pudo mas rezistir. I un dia salio a kamino bushkando ande se topa la kaza de Tartuga.

Eya la enkontro, kuando estava tomando un banyo de sol a la oriya de un rio, djusto antes de komer.

Tartuga alevanto los ojos, la vido i le disho: "Buenos dias, Anansi, es ke vinites a kompartir la sena kon mi?"

"Oh!! Si, si!!" respondio Anansi, ke ya estava muerta de ambre. Tartuga fue a bushkar su kaza submarina, para meter la meza. Poko despues, Tartuga aparesio al bodre del rio i disho: "Tu lugar te esta asperando i la komida ya esta pronta. Te rogo ke te djuntes a mi, Ananso. "

Diziendo esto se daldeo a la agua i empeso a komer avagar avagar.

Anansi se echo a la agua ma no reusho a yegar al fondo del rio. Prevo de nadar ma era tan liviana ke a kada vez iva suviendo asta la superfisia.

Eya izo una otra preva, esta vez nadando sovre la espalda. Ma sin reushidad, sin poder arivar al fondo del rio.

Entremientres, Tartuga estava komiendo su komida, sin preza.

Anansi no tenia la idea renunsiar a una tala sena, debaldes. Se asento a la oriya del rio, pensando kualo puedia azer. Enfin tuvo una idea. Empeso a arekojer piedras i piedrizikas para inchir las aldikeras de su jaketa.

Kuando esta vez salto a la agua, yego direktamente asta el fondo i tomo su lugar al lado de la meza.

La meza paresia a un verdadero bankete, yeno kon komidas delisiozas. Anansi no se estava kreyendo ke toda esta komida tan savroza la tenia delantre de eya i no teniendo mas pasensia para empesar a komer.

Ma djusto kuando iva gostar el primer bokado, Tartuga kedo de komer i le disho: "En mi paiz, no mos asentamos a komer kon jaketa.

" Anansi metio tino ke Tartuga se avia kitado su propia jaketa antes de asentarse. Anansi empeso a kitarse la suya, ma apenas se la avia kitado de sus ombros ke eya retorno a la superfisia del rio. Daldeo su kavesa a la agua i vido a Tartuga, en el fondo, savorear este maraviyozo bankete.